--- Conoce nuestros próximos seminarios ---
De la caída del ser humano Primordial   Poimandres

De la caída del ser humano Primordial Poimandres

         Así el ser humano <...> se asomó a través de la armadura de los círculos, rompiendo al atravesarla su cubierta – harmonías - . Y mostró de este modo a la naturaleza  conducida abajo su hermosa imagen divina – toû theoû morphén - . La naturaleza al contemplar toda la energía de los gobernadores en ella contenida, sonreía con amor – éroti – a la divina forma; pues la imagen de la hermosísima forma del hombre se reflejaba en el agua a la vez que su sombra se proyectaba sobre la tierra. Pero el hombre cuando vio su forma en sí misma reflejada en el agua, se enamoró  - ephílese – de ella y deseó habitarla. Al punto, su deseo se hizo acto y habitó la forma irracional – álogon morphén - : la naturaleza acogió a su amado , lo envolvió por entero y se unieron, porque se habían enamorado – erómenoi -.

 

De la caída del ser humano Primordial , tomado del texto Poimandres – Corpus Hermeticum -

Te puede interesar
Cerrar X